Pitágoras: "Una bella ancianidad es, ordinariamente la recompensa de una bella vida."

Prof. Dra. Adela Beatriz Kohan

Psicogerontóloga, Psicogeriatra y Logoterapéuta

Alfredo Bufano 3189
Castelar, Prov. Buenos Aires
Argentina
Teléfono: 4624-7678 - Cel 011 15-5888-1350

adelakohan_69@yahoo.com

contador de visitas  Visitas a la web

"Se debe fomentar el pensamiento positivo sin dejar que factores como la ansiedad, la depresión o el miedo irracional interfieran en el quehacer cotidiano de los adultos mayores, el envejecimiento no tiene por qué ser estresante"

“Las Personas Mayores son la memoria de un pueblo y maestros de la vida. Cuando una sociedad no cuida a sus ancianos niega sus propias raíces y simplemente sucumbe”

Escuela de Ciencias del Envejecimiento

Colaboraciones

La vejez en las Américas

11.07.2014 23:42
Elementos: 1 - 3 de 14
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>

Os puede interesar

Cómo mejorar la memoria

21.07.2014 15:22
La pérdida de memoria es algo que con frecuencia nos preocupa bastante, mucho más a partir de cierta edad. Por el contrario, gozar de una buena...
La hiporexia es la pérdida o disminución parcial del apetito diferenciándose de la anorexia, que es la pérdida total del apetito. La escena...
Gozar de familia y amigos, no sufrir depresión y poder realizar las tareas cotidianas son factores que acercan a la felicidad Un reciente estudio...
Elementos: 1 - 3 de 24
1 | 2 | 3 | 4 | 5 >>

Accidente Isquémico Transitorio (AIT)

07.05.2014 23:53

El accidente isquémico transitorio es un accidente cerebrovascular de tipo isquémico Se produce por la falta de aporte sanguíneo a una parte del cerebro de forma transitoria, desapareciendo los síntomas, por definición, antes de 24 horas, generalmente antes de una hora. Durante un AIT, la interrupción temporal del suministro sanguíneo a un área del cerebro ocasiona una reducción breve y repentina en la función cerebral.

Causas

La pérdida de circulación de sangre al cerebro puede ser causada por:

  • Estrechamiento de un vaso sanguíneo
  • Coagulación de sangre dentro de una arteria del cerebro
  • Desplazamiento de un coágulo hacia el cerebro desde otro sitio del cuerpo (p. ej., corazón)
  • Una enfermedad de la sangre, cáncer y otras.
  • Inflamación en vasos sanguíneos.
  • Lesión de los vasos sanguíneos.
  • Niveles altos de glucosa en la sangre, que no permiten la oxigenación del cerebro.

En un AIT, el flujo de sangre sólo se bloquea temporalmente. Por ejemplo, un coágulo sanguíneo puede disolverse y permitir que la sangre fluya de nuevo de manera normal.

La arterosclerosis ("endurecimiento de las arterias") es una condición donde se presentan depósitos adiposos en el revestimiento interno de las arterias, lo que incrementa dramáticamente el riesgo de AIT y de accidente cerebrovascular. La placa arteriosclerótica se forma cuando ocurre daño al revestimiento de una arteria. Las plaquetas se aglutinan alrededor del área de la lesión como parte normal del proceso de coagulación y cicatrización.

El colesterol y otras grasas también se acumulan en este sitio, formando una masa en el revestimiento de la arteria

Se puede formar un coágulo (trombo) en el sitio de la placa, desencadenado por flujo sanguíneo irregular en este lugar, y el trombo luego puede obstruir los vasos sanguíneos en el cerebro.

Se pueden desprender fragmentos de la placa o de los coágulos y viajar a través del torrente sanguíneo desde lugares distantes, formando un émbolo que puede obstruir las arterias pequeñas, causando AIT.

Casi una tercera parte de las personas con diagnóstico de AIT presentan posteriormente un accidente cerebrovascular. Sin embargo, alrededor de un 80 ó 90% de las personas que presentan accidente cerebrovascular secundario a la arterosclerosis tuvieron episodios AIT antes de presentarse dicho accidente. Aproximadamente, una tercera parte de las personas que sufren un AIT, presentarán otro AIT, mientras que una tercera parte presentan sólo un episodio de esta condición. La edad en que se inicia varía, pero la incidencia aumenta significativamente después de los 50 años. El AIT es más común en los hombres y en afroamericanos.

Entre las causas menos comunes de AIT se encuentran trastornos sanguíneos (incluyendo policitemia, anemia drepanocítica y síndromes de hiperviscosidad, en los que la sangre es muy espesa), espasmos de las arterias pequeñas en el cerebro, anomalías de los vasos sanguíneos causados por trastornos como displasia fibromuscular, inflamación de las arterias (arteritis, poliarteritis, angiitis granulomatosa), lupus eritematoso sistémico y sífilis.

La hipotensión (presión sanguínea baja) puede precipitar los síntomas en individuos con una lesión vascular preexistente. Otros riesgos de AIT incluyen presión sanguínea alta (hipertensión), enfermedad cardíaca, jaquecas, tabaquismo, diabetes mellitus y edad avanzada.

Factores de riesgo

La escala ABCD² es el resultado de una puntuación clínica para determinar el riesgo de accidente cerebrovascular dentro de los primeros dos días después de un accidente isquémico transitorio (AIT), un trastorno en la cual la escasez de oxígeno en el cerebro produce disfunción cerebral temporal. Recientemente se ha demostrado su utilidad en predecir el riesgo de accidente cerebrovascular recurrente en las siguientes horas seguidas de un AIT o de un accidente cerebrovascular leve.

Escala ABCD²

 

 

 

Edad

Presión arterial

Características clínicas

Duración

Diabetes

0 puntos

< 60 años

normal

ninguno de los mencionados abajo

Menos de 10 minutos

sin diabetes

1 punto

≥60 años

mayor de ≥140/90

alteración del lenguaje sin déficit motor

10 - 59 minutos

diabetes presente

2 puntos

   

Déficit motor unilateral

≥60 minutos

 

La escala ABCD² se basa en cinco parámetros (por sus siglas en inglés): edad (Age), presión arterial (Blood pressure), las características Clínicas, y la Duración de la AIT, y la presencia de la Diabetes. Cada parámetro recibe una calificación y los resultados se añaden a un resultado que oscila entre cero y siete. El resultado de la escala ABCD² es una versión modificada de la antigua escala ABCD, que abarcaba los mismos parámetros, menos la diabetes.

Los pacientes que son abordados inmediatamente después de un accidente isquémico transitorio deben ser evaluados en base a su riesgo a corto plazo de presentar un accidente cerebrovascular. Una estratificación de los factores de riesgo permite a los especialistas clínicos tomar decisiones racionales sobre quien hospitalizar, que pacientes requieren intervenciones de urgencia o evaluaciones adicionales para prevenir un accidente cerebrovascular. El riesgo de un derrame cerebral puede ser estimado de la escala ABCD2 de la siguiente manera:

  • Puntuación 1-3 (bajo riesgo)
  • Riesgo al cabo de 2 días = 1.0%
  • Riesgo al cabo de 7 días = 1.2%
  • Puntuación de 4-5 (riesgo moderado)
  • Riesgo al cabo de 2 días = 4.1%
  • Riesgo al cabo de 7 días = 5.9%
  • Puntuación de 6–7 (riesgo alto)
  • Riesgo al cabo de 2 días = 8.1%
  • Riesgo al cabo de 7 días = 11.7%

La escala ABCD2 tiene la desventaja que no correlaciona con el subtipo etiológico de AIT de mayor riesgo de recurrencia: el infarto isquémico aterotrombótico. Además, aunque las investigaciones han tolerado el escrutinio de la comunidad científica, tiene cierta debilidad por razón de que el diagnóstico del accidente isquémico transitorio no se fundamentó en una definición uniforme.

Sin tratamiento posible

  • Varones mayores de 50 años
  • Predisposición familia
  • Grupo étnico

Con posibilidad de tratamiento

  • Hipertensión arterial
  • Enfermedad cardiaca
  • Accidente isquémico transitorio previo
  • Hematocrito elevado
  • Anemia falciforme
  • Evolución

Un AIT es de inicio súbito, y por lo general dura entre 2 y 30 minutos; rara vez se prolonga más de 1 a 2 horas.

Cuando se afectan las arterias que son ramas de las arterias vertebrales (localizadas en la parte posterior de la cabeza), son frecuentes el mareo, la visión doble y la debilidad generalizada. Sin embargo, pueden manifestarse muchos síntomas diferentes, tales como:

  • Pérdida de la sensibilidad o trastornos de la misma en un brazo o una pierna, o en un lado del cuerpo.
  • Debilidad o parálisis en un brazo o una pierna, o en todo un lado del cuerpo.
  • Pérdida parcial de la visión o de la audición.
  • Visión doble.
  • Mareo.
  • Lenguaje ininteligible.
  • Dificultad para pensar en la palabra adecuada o para expresarla.
  • Incapacidad para reconocer partes del cuerpo.
  • Movimientos inusuales.
  • Incontinencia urinaria.
  • Desequilibrio y caída.
  • Desmayo.

Aunque los síntomas son semejantes a los de un ictus, son transitorios y reversibles. Sin embargo, los episodios de AIT a menudo son recidivantes. La persona puede sufrir varias crisis diarias o sólo 2 o 3 episodios a lo largo de varios años. En el 35 por ciento de los casos un AIT se sigue de un ictus. Aproximadamente la mitad de estos ictus ocurren durante el año posterior al AIT.

 

Referencias

[1] http://eciemaps. mspsi. es/ ecieMaps/ browser/ index_10_2008. html#search=G45. 9

[2] http://eciemaps. mspsi. es/ ecieMaps/ browser/ index_9_mc. html#search=435. 9

[3] http://www. diseasesdatabase. com/ ddb13253. htm

[4] http://www. nlm. nih. gov/ medlineplus/ spanish/ ency/ article/ 000730. htm

[5] http://www. emedicine. com/ emerg/ topic604. htm#

[6] http://www. nlm. nih. gov/ cgi/ mesh/ 2008/ MB_cgi?field=uid& term=D002546

 

Fuentes del artículo

Accidente isquémico transitorio

Fuente: http://es.wikipedia.org/w/index.php?oldid=73444087 y otros.

 

Licencia

Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0

//creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/